viernes, 25 de marzo de 2011

¿CÓMO PLANEAR LA ESTRUCTURA DE MI ESCRITO?

¿Cómo planeo la estructura de mi escrito?Para planear mi estructura debo buscar en mis notas qué información de la que recogí puede ir en cada párrafo. ¿Qué ideas mías sirven para argumentar mi tesis? ¿Qué citas textuales me sirven para apoyar mis ideas y mostrar que tienen un fundamento?

Paso 1: Organizo las fichas temáticamente. Nota: me pueden servir los encabezamientos descriptivos que tiene cada ficha en la parte de arriba.

Paso 2: Evalúo cuáles de estos temas son pertinentes para argumentar mi tesis.
No todos los temas son útiles ni todas las ideas que tengo son pertinentes.
Me hago las siguientes preguntas:
• ¿Esta información me ayuda a sustentar mi tesis?
• ¿Está relacionada con los temas generales y específicos que toca mi tesis?

Paso 3: Elimino las fichas con información y/o ideas no pertinentes.

Paso 4: Imagino que estoy ante un grupo de personas que no creen en mi tesis. Para convencerlos, debo pensar en una serie de razones (ojalá no más de tres) que los hagan cambiar de opinión. Cada una de estas razones es la idea principal de cada párrafo.

Paso 5: Sustento cada idea principal con información concreta, citas textuales, imágenes o ejemplos que recogí durante mi investigación.

¿Cómo empiezo a escribir?

Paso 1: Escribo la introducción, en la que debo incluir una presentación del tema, el propósito de mi escrito y una o dos frases en las que esboce la organización del ensayo. En otras palabras, le cuento a mi lector qué es lo que va a leer y por qué lo va a leer.

En este paso se atrapa al lector mediante un párrafo de introducción atractivo, explicar claramente, no asumir que el lector es un experto en el tema que se escribe.

Paso 2: Organizo las fichas de notas según la estructura que diseñé. Redacto la información que tengo en las notas, siendo cuidadoso de distinguir mis propias ideas de las ideas de los demás. Repito este proceso hasta que haya cubierto todas las ideas principales de mi estructura.


Trucos:

• Uso mis palabras en la medida de lo posible
• Presento mis ideas honesta y claramente posible
• No utilizo ideas que no puedo apoyar con datos o citas textuales


Paso 3: Escribo la conclusión, en la que debo retomar las ideas principales que argumentaron mi tesis, mostrarle a mis lectores por qué este tema es de interés o cuáles son sus implicaciones.


¿Le hace falta algo a mi ensayo? Lista de chequeo

Mi introducción:
-¿Presenta el tema?
-¿Presenta el propósito?
-¿Plantea una tesis?
-¿Esboza la organización del texto?

Los párrafos del cuerpo:

-¿Están relacionados con mi tesis?
-¿Ayudan a sustentar la tesis?
-¿Tienen información relevante tomada de las fuentes que consulte en mi investigación?

La conclusión:
-¿Resume la información presentada?
-¿Cierra la argumentación?
-¿Expone implicaciones más amplias de las esbozadas en mi texto?


Recomendaciones importantes
• Reviso mi primer borrador: Leo el texto una vez para asegurarme de que cubrí todos los puntos de mi argumento y que cada argumento guarda relación con la tesis. Leo el texto una segunda vez para asegurarme de que mis oraciones sean claras y fáciles de leer.

• Leo el ensayo al revés, del último párrafo al primero, para asegurarme que cada párrafo sea comprensible. Cada vez que termino de leer un párrafo me pregunto si éste apoya mi tesis o si contesta mi pregunta de investigación.

• No le temo a las tijeras. A veces las ideas que más me gustan o las citas textuales que más me llaman la atención no son necesariamente las más relevantes para la construcción de mi argumento. Por eso, debo aprender a desprenderme de ideas o información que no sea absolutamente útil para mi argumento.

• Soy flexible. Un buen ensayo argumentativo o descriptivo tiene que ser coherente y bien fundamentado. Si leo el ensayo y no estoy satisfecho, o se lo doy a alguien mas para que lo lea, debo estar dispuesto a cambiarlo para que funcione.

• Busco otros lectores. Cuando trabajo demasiado tiempo sobre un mismo escrito, mi mente y mis ojos se acostumbran, impidiéndome ver errores.

• Escribo con tiempo. Si tengo que entregar mi ensayo el jueves por la mañana, por ejemplo, procuro acabarlo el martes, para poder revisarlo con la mente clara y los ojos frescos el miércoles.

• Encadeno párrafos. La última idea de un párrafo debe, idealmente, fluir la primera idea del siguiente, dándole fluidez al escrito. El encadenamiento también me ayuda a organizar mis ideas de una manera más natural, evitando saltos en el argumento demasiado bruscos.

• Reviso la ortografía. Los errores ortográficos le quitan credibilidad a mis ideas. Un lector que vea errores ortográficos va a dudar de la solidez intelectual de mis ideas.
(Texto tomado de http://www.bibliotecanacional.gov.co/)

1 comentario:

Anónimo dijo...

SÍ, MEJORÓ NOTABLEMENTE